Tarta de queso a baja temperatura en tarros

jueves, 28 de noviembre de 2019


Esta receta me parece muy adecuada para servirla directamente en los tarros, creo que se adapta muy bien para un servicio en restaurante. Esta tarta se hace originalmente en el horno a alta temperatura con lo cual se carameliza por fuera, para suplir este sabor he optado por caramelizar el fondo de los tarros y de esta manera obtendremos un efecto parecido ya que cocinándola a baja temperatura no podemos dorar su exterior.
Yo las he servido con mermelada de frutos rojos y unas frambuesas, pero le podéis poner lo que se os apetezca o servirla sin nada, que también está increíble.

Ingredientes para 12 tarros weck de 160 ml: 

600 gr queso crema
4 huevos L
240 gr. de azúcar        
1  cucharada de harina
300 cc. de nata para montar.

Caramelo

Elaboración:

Caramelizar el fondo de los tarros.

Poner a calentar el agua con nuestro aparato de cocción programándolo a 83ºC y 30 minutos de cocción. El tiempo empieza a contar una vez metidos los tarros a cocer.
Los tarros hay que limpiarlos muy bien, mejor en lavavajilla a temperatura alta.

Mezclar en un cuenco grande el queso con los huevos, sin batir mucho, luego añadir el azúcar y mezclar sin batir de nuevo, ahora incorporar la harina y por último la nata. Verter la mezcla en los tarros, dejando medio dedo vacío. Taparlos y sellarlos con las grapas. Ponerlos en el agua caliente cuando haya alcanzado la temperatura de 83ºC. 
Una vez transcurrido el tiempo, sacar los tarros esperar a que enfríen un poco y luego sumergirlos en agua fría para acelerar el enfriamiento. Una vez fríos guardar en el frigorífico. Consumir pronto.


Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana