Rosquillas de chocolate tipo Donettes®

domingo, 27 de mayo de 2012


Recientemente me regalaron un utensilio para hacer rosquillas fritas y se me ocurrió desarrollar una receta para hacer unas tipo donettes®, aun sabiendo que las originales no son fritas. Pero efectuadas las pruebas, he concluido que fritas, resultan muy buenas.
Si disponéis de “sandwichera” para hacer rosquillas, podréis elaborar esta receta sin dificultad.

Ingredientes para unas 12 unidades:

Masa:
200 gr. de harina.
25 gr. de aceite de girasol.
100 gr. de azúcar.
7 gr. de levadura química tipo Royal®.
25 gr. de leche.
3 huevos.
1 cucharadita de azúcar vainillado.
Aceite de girasol para freír.

Baño:
200 gr. de chocolate.
100 gr. de mantequilla.
50 gr. de azúcar glas.

Elaboración:

Poner en el vaso de una batidora todos los ingredientes de la masa y triturar hasta conseguir una pasta fina y densa. Calentar en una sartén el aceite, pero no demasiado para que no queden crudas por dentro. Introducir la masa en la máquina de hacer rosquillas, ir depositándolas en el aceite y freír por las dos caras, cuando estén doradas escurrir muy bien y dejar enfriar encima de papel absorbente.
Poner en un cuenco la mantequilla con el chocolate y el azúcar, calentar en el microondas hasta que se disuelva, normalmente con un minutos es suficiente. Mezclar muy bien.
Bañar las rosquillas y escurrir con ayuda de un tenedor. Depositarlas en una bandeja con papel de hornear y guardar en la nevera hasta que estén frías.


El aparato para hacer rosquillas

Nata agria, crema agria o sour cream

domingo, 20 de mayo de 2012



La nata agria es un ingrediente muy usado entre los países de origen sajón.
Su delicada acidez potencia el sabor y contrasta con el dulzor de la viandas a las que puede acompañar, armonizando, también, con la cocina salada.
En la zona que vivo, es prácticamente imposible conseguirla dado que son desconocidas sus aplicaciones y no tenemos tradición de su empleo.
En su defecto lo que solía hacer es añadir unas gotas de limón a la nata de montar y así conseguir la acidez necesaria, pero contrariamente le aportaba sabor a limón, con lo cual no me quedaba del todo satisfecho.
Se me ocurrió, pues, fermentarla como si de un yogur se tratara. Lo he conseguido usando uno del tipo Actimel®, cuyas bacterias producen la fermentación necesaria sin espesar en exceso, permitiendo montarla con facilidad.
Os animo a que la probéis, no es demasiado ácida y sí realmente deliciosa.

Ingredientes:

0,5 lt de nata de montar 35% materia grasa.
1 Actimel® o similar natural.

Elaboración:

Calentar la nata hasta los 45 ºC. Es importante no pasar de esta temperatura, pues podemos matar las bacterias del yogur y no fermentaría. Una vez alcanzado los 45 ºC, añadir el Actimel®, mezclar muy bien y sin cambiar de recipiente guardar en un lugar cálido, tapando la cacerola. Yo lo he conseguido, calentando el horno a 50ºC, introduciendo la olla y a continuación apago el horno para utilizar el calor residual, manteniendo la puerta cerrada durante  unas 6 horas.
Transcurrido este tiempo, la sacamos del horno y guardamos en nevera durante unas 8 horas para que se enfríe por completo. Si la queremos montar para un postre, añadir 20 gr. de azúcar y montar de manera habitual.

Berlinas

miércoles, 2 de mayo de 2012
Berlinas


Esta receta está sacada de un libro de principios del siglo XX , las berlinas son las antecesoras de las rosquillas tipo Donuts. Son unos bollitos redondos , fritos y rebozados en azúcar. Se servían acompañados de mermeladas y en algunos casos se rellenaban con ellas antes de freírlos.

Ingredientes:

175 gr. de masa madre.
500 gr. de harina de fuerza.
50 gr. de azúcar.
2 huevos enteros
2 yemas
25 gr. de levadura fresca.
100 gr. de mantequilla.
La ralladura de medio limón.
1 punta de cardamomo en polvo (No es imprescindible y no consta en la receta original).
75 ml. de leche.
10 gr. de sal.
Azúcar para espolvorear.
Aceite de girasol para freír.

Elaboración:

Poner todos los ingredientes en un cuenco y amasar muy bien unos 15 minutos, resultando una masa lisa y un poco pegajosa. Taparla y guardarla en la nevera por espacio de 8 horas, en este tiempo hará una fermentación muy lenta. Transcurrido ese tiempo, sacar del recipiente y amasar solo un poco para quitar el aire. Hacer bolas de unos 60 gramos. Para facilitar esta tarea nos humedeceremos las manos con un poco de aceite de girasol. Ponerlas en una bandeja con papel de hornear para que no se peguen, tapar con un paño y dejar que doblen su volumen, el tiempo necesario dependerá de la temperatura ambiente.
Ya fermentadas, freír en aceite de girasol no muy caliente para que  no se queden crudas y tengan un bonito color dorado.
Rebozar en azúcar normal o espolvorear con azúcar glas, dependiendo del gusto personal.

Nota:

Para rellenarlas en crudo, hacer con las porciones de masa unas tortas, depositar en el centro una cucharadita de mermelada, luego cerrar como si fuera un bolsita, colocar el cierre boca abajo y dejar fermentar. El resto del proceso es similar.
Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana