Flan chino

lunes, 19 de marzo de 2012


Este postre, situado a medio camino entre el flan tradicional y el tocino de cielo, fue muy popular en las pastelerías de principios del siglo pasado.

Posteriormente surgieron los preparados industriales y desaparecieron de las vitrinas. Hoy rescatamos una deliciosa receta para que la original no quede en el olvido.

Se ha obtenido de una edición de 1.933.

Ingredientes:

250 cc. de leche.

12 yemas.

3 huevos enteros.

600 gr de azúcar.

260 gr de agua.

1 vaina de vainilla.

Azúcar para el caramelo.

Elaboración:

Prepararemos una cacerola amplia con tapadera, para realizar la cocción a vapor. Tendremos que usar un molde que quepa en el interior y permita que la cacerola pueda taparse completamente.

El que he usado tiene las siguientes dimensiones: 25 x 16 x 5 cm, ajustándose perfectamente a las cantidades mencionadas.

En la base pondremos un objeto sólido que levante el molde para que no esté en contacto con el agua. Yo he utilizado unos cortapastas con los que he conseguido la altura correcta.

Con un poco de azúcar y unas gotas de agua, haremos un caramelo, cubrimos el fondo del molde y esperamos a que se cuaje para su utilización.

Ponemos a hervir el agua con el azúcar y la vainilla y una vez rompa el hervor y se haya disuelto el azúcar, retiramos del fuego.

En un cuenco amplio, batiremos la yemas con los huevos y sin dejar de batir, añadimos el almíbar a hilo fino hasta incorporarlo completamente. Por último añadimos la leche caliente. Retiraremos la espuma con una espumadera, colamos el batido y lo vertemos en el molde caramelizado. Lo tapamos herméticamente con papel de aluminio, situándolo sobre los aros cortapastas del interior de la cacerola, la tapamos y coceremos a vapor. El agua ha de estar hirviendo, aunque suavemente. Tardará unos 30 o 40 minutos. Comprobaremos su cocción palpándolo.

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana