Yemas de Illescas

sábado, 13 de marzo de 2010

Esta receta está inspirada en "El libro de oro de la cocina española", una colección de ocho tomos, datada en 1972 y que fue sin duda la guía culinaria en mis inicios, cuando solo contaba con 10 años de edad, y comenzó a gustarme esto de los fogones. Mi madre, sabiendo del cariño que le profesaba a estos tomos, me los regaló hace bastantes años y no han dejado de ser una fuente de consulta para mí. Sirva esta receta, ligeramente adaptada por mí, como tributo a esta gran colección.


Ingredientes:

12 yemas.

300 gr. de azúcar.

100 ml. de agua.

50 gr. de almendra molida.


Para la glasa:

100 gr. de azúcar glas.

1 cucharada de ron añejo.

2 cucharadas de agua.


Cápsulas de yemas

Azúcar glas para espolvorear.


Elaboración:

Poner el azúcar a hervir con el agua, cuando entre en ebullición retirar el fuego y dejar enfriar un poco. En un cazo poner las yemas y batirlas a la vez que se le incorpora a chorro fino el almíbar. Sin dejar de batir, terminar de incorporar el almíbar, añadirle la almendra y mezclar bien. Poner este batido a fuego suave, sin dejar de remover (se pega fácilmente) y dejar cocer hasta que se forme una crema espesa. Apartar del fuego y verter en una bandeja con papel de hornear para que se enfríe. Una vez fría colocarla en una manga pastelera. En una superficie bien espolvoreada con azúcar glas ir haciendo unos pequeños montoncitos, volver a espolvorearlas, con ayuda de un colador con más azúcar glas. Cogiéndolas con mucho cuidado (son muy blandas) bolearlas sin apretar e ir depositándolas en cápsulas de yemas.

Hacer una glasa mezclando muy bien los 100 gramos de azúcar glas con el ron y el agua. Ahora cubriremos cada yema con una pequeña cucharadita de ella. Dejar secar para que forme la costra característica y consumir al día siguiente.


Nota:

Se puede sustituir el ron, por brandy u otro licor, o simplemente omitirlo y utilizar solo agua.

Para hacer las yemas tradicionales, no utilizar almendra, es la única diferencia.


9 comentarios:

Su dijo...

oh,,,siempre he querido tener esta receta, gracias por compartir

El futuro bloguero dijo...

Qué ricas. Cuando era pequeño conocí las Yemas el Ecijano, que siempre tenían anuncios como Envenene a su suegra con Yemas el Ecijano, no las coma, etc, con una publicidad inversa, muy peculiar, especialmente si pensamos que eran los 70...

Luego conocí las de Santa Teresa, las de Avila, más finas y delicadas.

Me alegra haber conocido las tuyas hoy.

Saludos

mil_rosas dijo...

Por dios...esto es bocado de dioses, se ven deliciosas.

Saludos.

El Goloso dijo...

Como siempre superándote receta a receta, me parecen deliciosas.

El Goloso dijo...

Estoy leyendo el magnífico recetario de pastelería A. y me a surgido una duda. En la receta de las magdalenas de almendras pag 137, en los ingredientes pones 500gr. de huevos, eso es pesados con la cascara o solo el contenido????
Y si utlizamos 1/2 kilo de mazapán en la receta 147 los ingredientes de las magdalenas las dividimos por dos??? Gracias J.R. eres un monstruo.

Sol- jalapa dijo...

Esa coleccion me es familiar, mi madre la hacia, y que recetas mas ricas habia
Gracias por compartir y recordar

Antuan dijo...

Buena receta,esta para comerse hasta la cápsula.

Un abrazo
Antuán

María dijo...

Qué buena receta, y tan cercana a mi pueblo ambos pertenecientas a lo denominado La Sagra. (Toledo) Rica rica

J.R.G.H. dijo...

Mucha gracias a tod@s, os agradezco enormemente vuestros amables comentarios. :-)

Contesto a Goloso:
Los huevos pesados sin cascaras.
La receta es para un kilo de mazapán, así que si pones medio kilo, lógicamente tienes que dividir todos sus ingredientes por dos.
Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana