Albondiguillas fritas de pez espada al jengibre con salsa agridulce

domingo, 28 de junio de 2009

El pez espada que tradicionalmente comemos a la plancha, hoy lo preparamos en albóndigas y le damos un toque oriental, obteniendo un plato original, con un matiz dulce, que lo hace muy atractivo.

Buen provecho


Ingredientes:

500 grs. de pez espada en tacos.

1 cucharadita de jengibre.

2 cucharaditas de salsa de soja.

30 grs. de cebolleta picada.

1 huevo.

50 grs. de pan rallado.

Sal y pimienta.

Pan rallado para el rebozado.

Aceite de oliva para freír.


Salsa agridulce:

½ litro de agua.

100 grs. de cebolla picada en cubitos muy pequeños (brunoise).

100 grs. de zanahoria en daditos.

100 grs. de pimiento rojo en daditos.

40 cc. de aceite de oliva.

75 gr. de azúcar.

20 cc. de salsa de soja.

40 cc. de vinagre de jerez.

40 cc. de vino blanco.

50 gr. de salsa de tomate.

25 gr. de maicena.

Sal.


Guarnición:

200 grs. de arroz largo cocido.

25 cc. de aceite de oliva.

1 cucharada de sésamo.

Sal y pimienta.


Elaboración:


Albóndigas:

Limpiar el pez espada y procesarlo en una picadora de carne.

Ya picado, depositarlo en un cuenco junto al jengibre, soja, huevo, cebolleta y el pan rallado. Sazonar con sal y pimienta y mezclar profusamente, hasta obtener una masa homogénea. Hacer bolas de unos 15 gramos y rebozarlas en pan rallado.

Salsa:

Calentar el aceite en una cacerola. Dorar en él, la cebolla, el pimiento y la zanahoria. Una vez dorado añadir el agua, reservando un poco para disolver la maicena. Seguidamente añadir el vino, vinagre, soja, azúcar y salsa de tomate. Dejar hervir unos minutos, luego añadir la maicena disuelta, removiendo bien, hasta que vuelva a levantar el hervor. Sazonar.

Arroz:

Calentar en una sartén el aceite, dorar, en él, el sésamo con cuidado de no quemarlo. Añadir el arroz cocido y saltear unos minutos. Por último sazonar con sal y pimienta.


Acabado:

Freír en abundante aceite caliente las albóndigas, hasta que estén doradas y crujientes.

Poner la salsa en el fondo del plato, sobre ella las albóndigas y acompañar con un poco de arroz.


Notas:

Esta salsa la podemos utilizar con otros platos, como por ejemplo unas costillas fritas.

Tortas de aceite

miércoles, 24 de junio de 2009

Masa:

500 grs. de harina.
100 grs. de aceite de oliva virgen.
150 grs. de agua.
15 grs. de levadura fresca.
5 grs. de sal.
10 grs. de anís verde (matalahúva).
8 grs. de sésamo (ajonjolí).

Para espolvorear:

Azúcar.


Elaboración:
Llevar a un cuenco todos los ingredientes de la masa, con la levadura bien desmenuzada. Amasar muy bien hasta conseguir una masa homogénea. Tapar con film y dejar reposar unos 20 minutos para que luego sea fácil estirarla y no se encoja. Sobre la mesa, estirar la masa con un rodillo. No necesita harina para ello pues no se pega. Dejarla lo más fina posible. Cortarla con un cortapastas o molde circula r de unos 15 centímetros de diámetro. Poner en placas de horno, cubiertas con papel de hornear, y espolvorear generosamente con azúcar. Dejar fermentar hasta que aumenten un poco su tamaño, suben muy poco por su alto contenido en grasa.
Hornear a
200ºC unos 12 ó 15 minutos, hasta que estén doradas. Cuando se hayan enfriado, conservar en recipiente hermético para que no se humedezcan.

Huevas a la plancha sobre hortalizas caramelizadas.

sábado, 20 de junio de 2009

Normalmente las huevas se suelen consumir cocidas, fritas o a la plancha. Hemos optado por esta última alternativa para combinarla con cebollas y pimientos caramelizados. Tal vez estemos más acostumbrados a la cebolla en este tipo de preparación, aunque el pimiento combina perfectamente. Prueben y juzguen ustedes mismos.

Buen provecho


Ingredientes para 4 personas:


800 grs. de huevas de merluza.

Aceite de oliva.

Sal.

Perejil en rama.


Hortalizas:


500 grs. de pimiento rojo.

500 grs. de cebolla.

50 cc. de aceite de oliva virgen.

100 grs. de azúcar.

Sal.


Elaboración:


Lavar rigurosamente los pimientos y secarlos. Desprenderlos del pedúnculo y las semillas. Cortarlos a lo largo y luego en tiras muy finas. Cortar las cebollas en tiras muy finas (juliana).

Calentar el aceite en una sartén ancha y rehogar en él las hortalizas a fuego muy bajo, dejándolas cocinar durante largo tiempo, hasta que estén totalmente pochas, y transparente la cebolla. En ese punto escurrir muy bien el aceite y añadir el azúcar, remover profusamente hasta que se disuelva y adquiriera brillo el preparado. Apartar y reservar.

Las huevas las sazonaremos con sal. Llevarlas a la plancha con unas gotas de aceite, y cuando esté bien caliente depositar las huevas y dejarlas dorar por una cara y luego la otra. La temperatura no debe ser muy alta para que queden bien cocinadas por dentro.


Terminación:


Poner una porción de hortalizas en el fondo del plato, sobre ellas las huevas, unas gotas de aceite de oliva virgen y una ramita de perejil.


Nota:


Opcionalmente, sazonarlas al final con sal en escamas.

Soplillos

miércoles, 17 de junio de 2009

Dulce típico de la zona de Granada. No los como, desde hace mucho tiempo, y he decidido hacerlos. La elaboración es sencilla. Su textura debe ser seca, ligera y muy crujiente.


Ingredientes:


200 grs. de claras.

350 grs. de azúcar glas.

200 grs. de almendras tostadas.

Ralladura de un limón.


Elaboración:


Batir las claras con la mitad del azúcar tamizado, con ello se evita la formación de grumos. Cuando estén medio montadas se les incorpora el resto de azúcar hasta su totalidad. Una vez bien montado el merengue, añadir las almendras y la ralladura de limón. Mezclar con una espátula.

Depositar, con una cuchara, porciones de este batido en una placa de horno cubierta con papel de hornear.

Cocer en el horno a 100ºC hasta que estén bien secos. Tardan unas horas, dependiendo del tamaño.


Carrillada de cerdo ibérico con dátiles y cacahuetes, acompañada de 
patatas a la vainilla.

domingo, 14 de junio de 2009

La carrillada corresponde a los maseteros del cerdo y vacuno, y hasta hace unos años formaba parte de la denominada casquería, quedando muy depreciada.

Con una elaboración larga, resulta tierna, sabrosa y gelatinosa. Carece de grasa, es muy nutritiva y agradable al paladar. Si se cocina con alimentos dulces resulta un conjunto exquisito. Nosotros lo vamos a elaborar con unos dátiles combinados con especias que aportarán un toque original.

La guarnición: patatas a la vainilla, otra combinación de un producto habitualmente consumido en dulce y que hoy, aromatizará a otro salado.
Buen provecho

Ingredientes para 4 personas:

Para la carrillada:


1 kg. de carrillada de cerdo ibérico.
6 dientes de ajo.
2 cebollas medianas.
2 clavos de olor.
½ palo de canela.
10 granos de pimienta negra
100 cc. de brandy de Jerez.
100 cc. de aceite de oliva virgen.
Sal.
100 grs, de dátiles sin hueso.
75 gr. de cacahuetes pelados y tostados.

Para las patatas:

1 kg de patatas.
500 cc de aceite de girasol.
1 vaina de vainilla.
Sal.

Elaboración:

Carrillada:


Limpiar las carrilladas, quitándoles los trocitos de pitraco que llevan adheridos y sazonarlas con sal.
Poner en una cacerola el aceite a calentar y dorar en él las carrilladas a fuego fuerte por todas sus caras. Con ello se consigue cerrar los poros de la pieza y mantener los jugos internos.
Una vez dorada la carne, añadir los ajos y la cebolla picada gruesa.
Rehogarla hasta que adquiera color dorado, en ese momento mojar con el brandy, esperar a que se consuma el alcohol y añadir la pimienta, la canela y el clavo. Cubrir con agua y cuando rompa a hervir, tapar y dejar cocer a fuego lento. Si fuera necesario durante la cocción añadir un poco de agua.
Cuando la carne esté tierna apartar el cacharro del fuego, sacarla con una espumadera y reservar en un plato. Colar por el chino la salsa y llevarla de nuevo al fuego, desechando la cebolla y el ajo.
Añadir a esta salsa, los cacahuetes y los dátiles troceados. Dejar hervir hasta que se reduzca y adquiera brillo, instante en que se añadirán las carrilladas, permaneciendo en el fuego unos momentos para apartarla definitivamente a continuación.

Rectificar de sal.
Es muy importante no poner mucha sal al principio, pues la salsa se concentra mucho y podría resultar salada.

Patatas:

Poner en un cazo el aceite de girasol y la vaina de vainilla abierta a lo largo.
Ponerlo al baño María durante una hora, con ello se consigue impregnar el aceite con el aroma de la vainilla. Sacar la vainilla y dejar reposar hasta su utilización.
Pelar las patatas y cortarlas en rodajas gruesas, de unos 2 centímetros de grosor.
Poner en un recipiente ancho y bajo el aceite de vainilla, cuando esté templado, sumergir en él las patatas y cocinar a fuego muy suave para confitarlas y no freírlas. Quedarán impregnadas con las semillas de la vainilla, esto dará, además de un agradable aroma, constancia de que se ha utilizado vainilla autentica y no sucedáneos.
Cuando estén tiernas apartar y sazonar con un poco de sal.

Terminación:


Poner en el plato unas cuantas rodajas de patata, encima de esta pondremos la carne y terminaremos cubriéndolas con un poco de salsa.

Nota:


Los dátiles se pueden sustituir por ciruelas secas, higos secos u orejones.
También podemos optar por otros frutos secos como avellanas, almendras o anacardos.

Guacamole

jueves, 11 de junio de 2009

Ingredientes:

500 grs. de aguacate.
150 grs. de tomate.
100 grs. de cebolleta.
1 ramita de cilantro.
1 lima.
1 chile jalapeño.
Sal.
Nachos (envase comercial).

Elaboración:


Picar la cebolleta y el chile. Lavar y picar los tomates y el cilantro.
Los aguacates deben de ser maduros, aunque no pasados. Abrirlos a lo largo, retirarles el hueso y ,con una cuchara, sacar la pulpa.
Colocar en un cuenco la cebolleta, y junto a ella, el tomate, el zumo de la lima, el
cilantro picado, la pulpa del aguacate, el chile y la sal.
Batir la mezcla con una varilla hasta conseguir que el aguacate se convierta en
una pasta.
Servir frío acompañado de unos nachos.

Nota:


Si no se desea picante, suprimiremos el chile.
Podemos sustituir la lima por limón, aunque el resultado no será el mismo.

Gambones asados con crema de remolacha al aceite de oliva

domingo, 7 de junio de 2009

En tiempos de crisis, proponemos un plato con uno de los crustáceos más económicos que tenemos en el mercado, los gambones. Conseguimos un contraste entre el dulce de la remolacha dulce y el aroma afrutado del aceite de oliva. Otro plato para comenzar una comida de verano.
Buen provecho

Ingredientes para 4 personas:


24 gambones.
2 cebolletas.
Aceite de oliva.
Sal gruesa.

Crema de remolacha:
300 grs. de remolacha cocida.
1 diente de ajo.
125 cc. de aceite de oliva virgen.
Sal.

Aceite de perejil:
2 cucharadas de perejil picado.
50 cc. de aceite de oliva virgen.

Elaboración:

Crema de remolacha:

Normalmente vienen peladas y envasadas al vacío, aunque se deben examinar para evitar restos de pieles y tallos.
Ponerlas en el vaso de la batidora junto al ajo, el aceite y la sal.
Triturar intensamente hasta conseguir una crema fina y suave.
Guardar en la nevera hasta el momento de su uso.

Aceite de perejil:
En un cuenco mezclar el aceite con el perejil picado y dejar a temperatura ambiente para que el aceite no se cuaje. Solo en el caso de usarlo otro día lo guardaremos en la nevera, si así fuera, lo sacaremos un rato antes de su uso para atemperarlo.

Gambones:
Limpiar las cebolletas y cortarla en rodajas de medio centímetro de grosor, separar los aros y guardar para el emplatado.
Pelar los gambones, dejándoles la cabeza y el último tramo de la cola.
Poner en una plancha o sartén unas gotas de aceite, cuando esté bien caliente ir colocando los gambones, dándoles la vuelta cuando estén dorados, luego sacar para emplatar directamente. Sazonar con sal gruesa.

Emplatado:
Poner un cordón grueso de crema de remolacha a lo largo del plato, colocar encima los gambones uno detrás de otro e intercalar unos aros de cebolleta. Terminar con un chorreón de aceite de perejil. Servir inmediatamente antes de que se enfríe.

Arroz con crema tostada

miércoles, 3 de junio de 2009



Ingredientes:


1 litro de leche.
150 grs. de arroz.
150 grs. de azúcar moreno.
1 vaina de vainilla.
1 piel de naranja.
4 yemas.
Azúcar moreno para tostar.

Elaboración:


Abrir en dos la vainilla y lavar muy bien la piel de naranja.
Poner a hervir 900 cc. de leche con la vaina de vainilla y la piel de naranja. Mientras tanto, lavar en un colador el arroz con aguan fría. Esto se hace para quitarle el exceso de almidón.
Cuando comience a hervir la leche añadir el arroz lavado, bajar el fuego y remover continuamente con una pala, para que no se nos pegue y a su vez vaya soltando almidón que nos espesara la leche.
Una vez esté tierno el arroz, añadir el azúcar. Se agrega al final pues de esa manera el arroz absorbe mejor la leche.
Disolver las yemas en los 100 cc. de leche restantes e incorporar al arroz, remover bien y esperar a que comience a hervir, en ese momento apartar del fuego.
Llenar las cazuelas y dejar enfriar.
En el momento de servir espolvorear azúcar moreno sobre las cazuelas y quemar con una pala de crema catalana o un soplete de cocina.

Nota:
Se puede hacer con azúcar blanco si no nos gusta el sabor del moreno.

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana