Tarta de chocolate 1º Aniversario

lunes, 12 de octubre de 2009





Hoy, 12 de octubre de 2009, cumplimos un año, con muchos nuevos amigos, más de un centenar de recetas y la misma ilusión del primer día. Para celebrarlo; una tarta de chocolate.


Buscando en Internet una tarta para el cumpleaños de mi mujer, encontré la denominada Mejor tarta de chocolate del mundo. La desconocía, aunque aprecié la gran aceptación que tenía. Observé detenidamente algunas fotos y me puse manos a la obra.

Este es el resultado de mi versión, considerando que no la he visto directamente y tampoco la he probado. Al residir un “poco” lejos de la capital, he tenido que hacer un alarde de imaginación. Así que cualquier parecido con la original, de nombre tan pomposo, puede ser simple coincidencia.

Buen provecho amigos.


Capas crujientes:

10 claras.

3 yemas.

200 gr. de azúcar glas.

150 gr. de chocolate negro para postres.



Trufa montada:

500 cc. de nata.

200 gr. de chocolate negro para postres.



Cobertura:

150 gr. de chocolate negro para postres.

150 gr. de nata.


Elaboración:


Capas crujientes:

Separar cuidadosamente las claras de las yemas.

Poner el chocolate a fundir al baño María y cuando este fundido retirarlo del calor para homogeneizarlo perfectamente con la varilla.



Montar las claras y cuando están firmes añadir el azúcar tamizado para que no tenga grumos. Seguir batiendo hasta que el merengue tenga cuerpo y se haya disuelto bien el azúcar. Incorporar las yemas batiendo a baja velocidad.



Añadir el chocolate y mezclar con movimientos envolventes cuidadosamente para que no se baje la mezcla.



Formar tres discos repartiendo el batido en el interior de un aro de unos 28 cm. de diámetro con papel de hornear en el fondo. Si no se dispone del útil indicado, sustituir por aros de los moldes desmontables.



Hornear unas 2 horas a 125ºC hasta que se queden secos.



Una vez cocidos, sacar del horno y no manipularlos hasta que estén completamente fríos.

Para esta ocasión se recomienda horno de aire.


Trufa montada:

Se elaborarán cuando las bases estén listas.

Poner a fundir la cobertura al baño María o en el microondas.

Semimontar la nata. No conviene montarla demasiado porque al final se podría pasar al mezclarla con el chocolate.



Mezclar con el chocolate fundido con movimientos envolventes, cuidadosamente y sin batir.



En este punto, colocar en un plato un disco crujiente, cubrirlo con la mitad de la trufa, colocar otro disco y terminar con la otra mitad de trufa, por último tapar con la tercera capa.


Baño:

Poner en un cazo la nata y llevarla al fuego. Cuando comience a hervir retirarla de la lumbre, añadir el chocolate troceado y el azúcar, y con una varilla batir enérgicamente hasta que espese un poco la mezcla.


Verter encima de la tarta para cubrir toda la superficie y se precipite por los bordes.


El conjunto debe quedar, más o menos, con el aspecto de la foto. No es precisamente una tarta decorativa y su encanto radica en la apariencia informal y de estructura desmigada al corte.

Su principal cualidad; sabor y texturas.

De las pruebas realizadas, esta es la versión que más me gustó, no muy dulce, aunque se le pueden añadir 100 gramos de azúcar a la nata cuando hacemos la trufa y satisfacer a los más dulceros.

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana