Gambones asados con crema de remolacha al aceite de oliva

domingo, 7 de junio de 2009

En tiempos de crisis, proponemos un plato con uno de los crustáceos más económicos que tenemos en el mercado, los gambones. Conseguimos un contraste entre el dulce de la remolacha dulce y el aroma afrutado del aceite de oliva. Otro plato para comenzar una comida de verano.
Buen provecho

Ingredientes para 4 personas:


24 gambones.
2 cebolletas.
Aceite de oliva.
Sal gruesa.

Crema de remolacha:
300 grs. de remolacha cocida.
1 diente de ajo.
125 cc. de aceite de oliva virgen.
Sal.

Aceite de perejil:
2 cucharadas de perejil picado.
50 cc. de aceite de oliva virgen.

Elaboración:

Crema de remolacha:

Normalmente vienen peladas y envasadas al vacío, aunque se deben examinar para evitar restos de pieles y tallos.
Ponerlas en el vaso de la batidora junto al ajo, el aceite y la sal.
Triturar intensamente hasta conseguir una crema fina y suave.
Guardar en la nevera hasta el momento de su uso.

Aceite de perejil:
En un cuenco mezclar el aceite con el perejil picado y dejar a temperatura ambiente para que el aceite no se cuaje. Solo en el caso de usarlo otro día lo guardaremos en la nevera, si así fuera, lo sacaremos un rato antes de su uso para atemperarlo.

Gambones:
Limpiar las cebolletas y cortarla en rodajas de medio centímetro de grosor, separar los aros y guardar para el emplatado.
Pelar los gambones, dejándoles la cabeza y el último tramo de la cola.
Poner en una plancha o sartén unas gotas de aceite, cuando esté bien caliente ir colocando los gambones, dándoles la vuelta cuando estén dorados, luego sacar para emplatar directamente. Sazonar con sal gruesa.

Emplatado:
Poner un cordón grueso de crema de remolacha a lo largo del plato, colocar encima los gambones uno detrás de otro e intercalar unos aros de cebolleta. Terminar con un chorreón de aceite de perejil. Servir inmediatamente antes de que se enfríe.

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana