Buñuelos de viento

sábado, 1 de noviembre de 2008






Hoy para cerrar los tosantos, vamos a hacer buñuelos de viento, básicamente es una pasta choux (a la que le pongo un poco más de huevo), que luego se fríe en abundante aceite caliente. Se pueden comer tal cual rebozados con azúcar y canela, o se puede rellenar de infinidad de cosas, nata montada, crema pastelera, chocolate...

Espero que os gusten.


Ingredientes:


125 gr. de agua.

125 gr. de leche.

100 gr. de mantequilla.

200 gr. de harina.

1 pizca de sal.

6 huevos.

Aceite para freír.

Azúcar glas y canela molida.



Elaboración:


Poner a hervir el agua, con la leche, la sal y la mantequilla, cuando llegue a punto de ebullición, añadir la harina de golpe y remover con una espátula de madera hasta conseguir que este bien mezclado y se despegue de la paredes, apartar del fuego y poner en un cuenco. El siguiente paso será ir añadiendo los huevos uno a uno, esperando a que esté bien incorporado cada huevo antes de poner el siguiente. Nos quedará una pasta lisa y homogénea. Colocar esta masa en una manga.

Poner una sartén amplia con aceite a calentar, cuando esté a temperatura idónea (si esta demasiado caliente se quedaran crudos por dentro), ir poniendo pequeñas porciones de masa en nuestro dedo, que iremos dejando caer en el aceite, con cuidado de no quemarnos. Los buñuelos a medida que van creciendo se van volteando solos, para eso tenemos que tener en cuenta de no llenar demasiado la sartén para que tengan espacio suficiente. Sacar de aceite cuando estén dorados por todas sus caras, escurriéndolos muy bien y colocándolos sobre papel absorbente.


Recomiendo abrir uno para asegurarnos de que están bien cocidos, si estuvieran crudos y muy dorados deberemos entender que la temperatura ha sido demasiado alta y tenemos que tenemos que bajar el fuego.

Para servirlos los espolvorearemos con azúcar glas y canela en polvo.

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Las más visitadas la última semana